Haití

Los niños y jóvenes de la comunidad de Bois-Bœuf, en su mayoría, no tienen acceso a equipos informáticos con los que poder formarse y trabajar con las nuevas tecnologías. La mayoría de las veces, tienen que recorrer más de tres kilómetros y medio a pie para encontrar un cibercafé, y se dificulta aún más por los precios elevados que tienen para su uso. Contando con la realidad de que no existe más que uno en el centro de la ciudad de Jacmel.

Página 1 de 17